¿Has tenido la maravillosa oportunidad de conocer a tu futuro cónyuge durante alguno de tus viajes a diversos países? Si este es el caso, permíteme compartirte una valiosa información: existe un proceso conocido como la visa K-1, que brinda la posibilidad de solicitar que tu prometido o prometida venga a los Estados Unidos y de esta forma puedan crear un futuro juntos. Esta visa, de gran relevancia en el ámbito migratorio, permite que las parejas comprometidas se reúnan en suelo estadounidense.

Una vez que tu prometido o prometida esté en el país, podrán contraer matrimonio y, posteriormente, dar los pasos necesarios para solicitar una tarjeta de residencia permanente, también conocida como green card. Este documento les abrirá las puertas a una vida juntos en los Estados Unidos, llena de oportunidades.

No obstante, es importante recalcar que, dentro del proceso de la visa K-1, existe un plazo crucial que no debe pasarse por alto: se deben casar en un plazo de 90 días a partir de la llegada de tu ser querido a tierras estadounidenses. Este requisito temporal es fundamental y no se le debe hacer caso omiso. En caso de que no se cumpla con esta condición, tu prometido o prometida deberá regresar a su país de origen.

Si deseas obtener una guía detallada sobre cómo iniciar este emocionante proceso y cumplir con todos los requisitos legales, estamos a tu disposición para ofrecerte asesoramiento experto. Te invitamos cordialmente a agendar una cita a través de nuestro sitio web, y así dar inicio a esta emocionante etapa de tu vida. Estamos aquí para asistirte en cada paso del camino hacia concretar tu matrimonio y vida en los Estados Unidos.

Scroll to top